jueves, marzo 25, 2010

Una vueltica por el Camino de Santiago

No me puedo quejar del inicio de la temporada cicloturista. Buen tiempo para ese pronóstico negativo que daban para estos días por España y objetivos cumplidos de hacer toda la Ruta hasta Santiago. Por una u otra causa no he podido cumplir el pronóstico de kilometraje de las etapas pensadas con anterioridad, la carga de mis alforjas era de unos 15 kg, pero ese peso que antes era un incordio en esta ocasión ha respondido bien la bici. Los días que pensaba utilizar en este proyecto sí que me han cuadrado, aun me ha sobrado medio día. No me preocupaba el no llegar al albergue señalado, el camino está lleno de ellos y lo más importante es que mis piernas se han portado como esperaba en este principio de temporada, las sensaciones han sido muy positivas. El único inconveniente han sido los 8 pinchazos que he tenido en estos cuatro días lo que me da a pensar en cambiar de tipo de cubiertas para estas ocasiones, a verlas ailas, como se dice por aquí. Aunque me haya convertido ya en medio profesional cambiando cámaras.
- Día 20 de Marzo: Salgo de Sabiñanigo temprano y con ganas de empezar este paseo. La primera parada es en Liedena para echar un bocado y poder continuar por Puente la Reina, Estella hasta comer en los Arcos pasando los 100 km. El aire me acompaña en esta primera parte y las fuerzas están intactas. La tarde es peor, empiezan las rampas, el aire en contra y lo que es peor sin cámaras de repuesto después de tres pinchazos que he tenido. Empezando el fin de semana pensaba que sería un gran problema conseguir repuestos, pero en estas ocasiones la suerte suele estar de mi lado y por milagro contacto con un vendedor de bicis que me soluciona un sábado por la tarde el problema. Llego ya con algo de fresco a Sto Domingo de la calzada donde me alojo en el Albergue y tomo contacto con los peregrinos que allí se alojan. Este día son 256km de distancia realizados con una media de 26 km/h, un desnivel acumulado de 2615m en 11 h de pedaleo.
- Día 21 de Marzo: Salgo de Sto Domingo de la Calzada (La Rioja) hasta Mansilla de las Mulas (León) Etapa cómoda pero un poco larga y con una mañana lluviosa con algo de viento frio, antes de llegar a Burgos paso la primera barrera montañosa de los montes de Oca para empezar a tener contacto con los puertos de montaña. Por la tarde el tiempo mejora y tras reparar esos dos nuevos pinchazos, continuo la marcha pasando por Osorno, Carrión de los Condes, Sahun y apurando un poco más el día por estas súper tranquilas carreteras se llega a Mansilla de las Mulas. En esta segunda etapa han salido 233km en 10h 15´de pedaleo, 1759m de subida acumulada y una media de 24 km/h.
- Día 22 de Marzo: Esta tercera etapa es la Reina con sus 222km y un desnivel acumulado de casi 3000m. Saliendo de Mansilla tras unos 22km de carretera con mucho tráfico llego a León. Aquí hay que realizar una visita obligada a la Ciudad, con el GPS no hay problema entras y sales con mucha rapidez. Me dirijo a Astorga por el Arcén de la carretera General con algo de circulación hasta llegar a la ciudad donde las cosas cambian y la tranquilidad predomina en esta parte del camino, solo se ven montones de peregrinos que se dirigen a coger sitio para pernoctar en los albergues, como se nota que es año Jacobeo. Llego así a Rabanal del camino y empieza el serio puerto hasta la Cruz de Hierro. Punto más alto del camino. Se baja hacia Ponferrada por este durísimo puerto donde la rueda de la bicicleta arde tras el continuo y largo frenar hasta el final del Puerto. Toca coger fuerzas en Ponferrada y comer bien para cruzar todo el valle del Bierzo y acometer el serio y duro puerto de Piedrafita de Cebreiro. Aquí cambian los planes y en vez de subir al Cebreiro para llegar a Triacastela, tomo dirección Lugo para encontrarme con mi amigo Suso el cual con su padre y su mujer Teresa me habían ofrecido su casa y una potente cena. Así de esta manera puedo conocer un trozo del antiguo camino primitivo a Santiago. Suso me lleva por pequeñas y encantadoras carreteras con potentes desniveles, mostrando los espectaculares pueblecitos y casa encantadoras que se encuentran por toda esta parte de Galicia. Llegamos a la casa atajando por una pista y por el original camino de Santiago. Ya absolutamente de noches llegamos al Pueblo de Castroverde, Pueblo de Suso. Día muy duro pero muy agradable y con buena compañía.
- Día 23 de Marzo: Empezamos la jornada muy temprano y digo empezamos por que Suso se decide a acompañarme hasta Santiago. Durante esta etapa a la vez de sufrir sus continuos sube y baja del terreno, nos dedicamos a entrar en debate sobre nuestras experiencias y nuestros puntos de vistas de las distintas experiencias que tenemos tanto uno como otro, pasando así una etapa más entretenida y disfrutando así de la buena compañía. Visita turística por las Murallas de Lugo y vuelta a buscar la unión de los dos caminos que se juntan en Palas del Rey. Llegamos a Santiago, unas fotos por la Catedral y una formidable cerveza que nos sienta de maravilla. Luego a descansar al Albergue del Monte de o Gozo donde Suso se monta un formidable vivac para descansar. Etapa acomoda de 135 km, 7h 35´de tiempo y 1835m de subida acumulada con otros dos pinchazos al principio y al final de la etapa.
- Día 24 de Marzo: Podría coger aquí el autobús y marcharme ya a casa, pero decido salir y hacer una última etapa desde Santiago hasta La Coruña. La idea principal era acompañar un trozo de trayecto a Suso hasta que los caminos se separaran. Pero el diluvio comienza en Santiago y después de un buen café en el bar decidimos los dos salir por piernas cada uno por su lado, Suso hacia Lugo y yo hacia el norte para llegar a La Coruña. Con toda la ropa adecuada para mojarnos. Salimos sin prisas aguantando el chaparrón hasta el final, la verdad es que si te entraba un poco de frio por la humedad enseguida venia una potente subida y te hacia entrar en calor. Llego a la ciudad en poco más de 4h a un ritmo tranquilo, haciendo 64 km de distancia con un desnivel de 725m y una media de 20 km/h. Concluyendo la ruta en la torre de Hércules.. Lugar donde no podía pasar otra cosa más que pinchar.
Conclusión, unos días maravillosos donde me hacía falta exprimirme un poco tras este tranquilo invierno y recorrer así una distancia total de 917km y con la conciencia tranquila de que este año Jacobeo ya he peregrinado a Santiago de Compostela, siendo este el 8º peregrinaje en bici que realizo por este fabuloso camino y que no será la última.

3 comentarios:

Suso dijo...

En mi regreso a Lugo he tenido problemas graves y he llegado de milagro a Castroverde. A medio camino, un pinchazo y, llegando a Rábade, perdida total de tracción en piñones por desgaste, supongo.
Aprovecho para comer. Al salir del restaurante, recupero la tracción.
Tendré que cambiar el bloque entero de piñones.
Un saludo.

samuel dijo...

Nada Suso, son cosas que pasan y hay que buscar solución de una forma u otra, yo tras un buen remojón y mucho tráfico por esa carretera conseguí llegar sin forzar, pues la carretera estaba algo peligrosa. Al final a las 9h de la mañana y sin dormir he llegado a casa.

cansamontañas dijo...

¡¡Samuel estás hecho un campeón!!

Qué envidia más sana nos das con estas aventuras tan cañeras... Por cierto que pasaste por Zizur Mayor supongo, aunque andaría currando o qué sé yo. Si lo llego a saber te habría podido acompañar un trocico hasta Puente la Reina.

Un abrazo !!!