jueves, septiembre 26, 2013

UNA MUY BUENA PARA UNA TARDE DE OTOÑO "VUELTA A LOS INFIERNOS"

Tarde de otoño y son las 4 de la tarde, tomando un café sin tener claro dónde voy a pasar la tarde. Ayer no hice nada, y hoy si o si tenía que hacer algo.
Salgo con el coche dirección al valle de Tena, - Me voy al ibón de Piedrafita o me voy por el Balneario de Panticosa. En los dos sitios tenia actividad pendiente. Bueno, al final al Balneario.  Hacia Pondiellos o hacia Brazatos, me da igual. Salgo a las 17h dirección al Garmo Negro. Nada cambio de collado y hacia el Collado de Pondiellos. La idea es subir y bajar para entrenar un poco el km vertical del fin de semana en Canfranc. Buen tiempo, sobre 1h hasta este punto. Pregunta importante. ¿A qué hora se hace de noches? No sé, me ha costado poco llegar aquí, no hace mucho frio, bien se vale el cortavientos en casa (allí está bien). Es Pronto sigo a conocer el paso hasta el ibón de Tebarray, lugar por donde queremos pasar una Ultra que tenemos entre manos organizar. No creo que me embarque, venga a tirar para delante. Uf esta parte es larga y no es como la imaginaba.
Al final llego al collado de Tebarray en 2h desde la salida. Son las 7 de la tarde. Hay que tirar para abajo sin perder tiempo ni entretenerme. Madre mía, que tranquilidad, ni un alma, que belleza, medio hipnotizado por lo  agusto que me encontraba contemplando todas esas montañas que me rodeaban, casi pierdo la noción del poco tiempo que me quedaba de luz. Venga rápidamente para abajo por un buen camino muy bien marcado y que coincide con la GR11. Aun quedan neveros, llego a los Ibones azules, a los ibones de Bachimaña. No  hay tiempo para parar en el refugio. Entre Zig-zag bajando la cuesta del fraile llego a ese precioso camino que se abre paso entre roca granítica, bosque de pino negro, y el bonito barranco donde sus admirables cascadas dejarían con la boca abierta a cualquier caminante que no conozca esta zona. Poca  Luz me queda, las casas del Balneario a la vista, apuro el paso con cuidado de  torcerme algún tobillo con la poca luz que me queda. Al final, llego casi de noches. Son las 8h15´ de la tarde y aquí arriba casi a oscuras. Yo estaba tranquilo, había cogido un frontal por si acaso. En alguna ocasión he bajado este camino de noches y además lo conozco muy bien, todo esto es lo que al final me ha animado a dar esta vuelta de 17km de distancia y 1269m de subida acumulada en poco más de 3h. Bueno esta ha sido una bonita manera de pasar una tarde de otoño.
TRACK DE LA VUELTA

2 comentarios:

Miguel Ratera dijo...

Así da gusto pasar una tarde ya sea de otoño o cualquier otra estación.
Lo de no ver a nadie es algo que cada vez se aprecia más.

Anónimo dijo...

Cuanto aprende uno leyendo tus salidas por estos rincones del pirineo, cuantos rincones apacibles nos das a conocer. Sigue haciendonos disfrutar. El SOCI, UN BUCARDO.