martes, agosto 28, 2012

VUELTA CORRIENDO AL CAÑÓN DE AÑISCLO EN EL PARQUE NACIONAL DE ORDESA


¿Conocéis esta vuelta? ideal para realizarla en esta época, pero llévate agua para la parte alta. Disfrutaras mogollón del cañón de Añisclo. Anímate. Este Otoño también´´  haremos la Vuelta, animate.



-Distancia: 30km.
-Subida acumulada: 1725m.
-Desnivel acumulado: 3450m.
-Altura mínima: 960m.
-Altura máxima: 2106m.
-Tiempo: 5h18´.
-Velocidad: 6´7 km/h.
-Época: verano, Otoño.

VIDEO

VISTA WIKILOC

FOTOS

Descripción de la ruta:
Esta bonita ruta trascurre en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, por el sector del Valle de Añisclo y del rió Bellos. Para ello partiremos del puente San Urbez, donde accederemos en vehiculo, bien desde Ainsa por la parte sur o desde Sarvise y Fanlo por el otro lado.
Al salir del pequeño parking (En verano muy solicitado). Cruzamos el vertiginoso puente de piedra sobre el río Bellos, en 20m tenemos el desvío por un pequeño sendero indicado con tablillas indicadoras que nos mandan dirección Buerba o pico de Sestrales, cima más alta a subir. De este punto sin tregua y con algún pequeño descanso a o largo del camino, empezaremos a ganar altura. Nos movemos por un terreno de bojes, pinos, hayas y pino negro por la parte mas alta, que discurren entre fajas colgadas en las rayas y paredes de esta montaña. Habrá que prestar atención en la indicación de un cruce que tenemos a mitad de la subida, pues el camino principal GR sigue hacia el pueblo de Buesa. Nosotros tenemos que tomar el desvío que sube hacia arriba dirección a la cima de los Sestrales. Tras subir una pequeña canal el camino se suaviza cruzando en dirección hacia el cañón para coger una enorme y larga pedrera. Con paciencia llegamos al collado de Sestrales. De aquí nos cruzaremos por una faja por la otra cara de la montaña para coger una canal fácil de subir entre rocas que nos dejara cruzando un largo manto de pastizal en la cima del primer Sastrales (2106m). De aquí la vista es extraordinaria, sobre todo si miramos hacia el fondo del cañón de Añisclo y hacia Monte Perdido. Por toda esta zona seguro que no nos falta la presencia del quebrantahuesos, de buitres, sarrios, jabalíes, caballos, vacas, etc. El otro Sestrales lo tenemos ala lado a nos 700m aproximadamente, teniendo esta cima prácticamente la misma altura que su gemela. Como tenemos que pasar cerca de esta cima, poco nos cuesta subir por una zona totalmente descampada y con muy buen ambiente paisajístico, pues no deja de ser otra loma con la peculiaridad de tener una visión de sus escarpadas paredes que cuelgan debajo de nuestros pies. Seguimos avanzando entre subidas y bajadas por todas sus crestas, yendo poco a poco perdiendo altura en dirección norte. Coronamos una última loma y vemos abajo una larga pista al lado de un refugio de pastores (1760m) que viene del pueblo de Buesa, vamos a por ella. Después de seguir esta bonita y tranquila pista alrededor de 3km llegamos al refugio de San Vicenda (1700m). De este punto yendo hacia el collado de la derecha, pasaríamos hacia las gargantas de Escuain. Nosotros seguiremos un poco mas adelante, donde la pista se acaba y ya por un sendero llegamos a las tablillas indicadoras de dirección. Empezamos a bajar hacia el fondo del cañón por un empinado camino en zigzag. Llegamos a un cruce de caminos, hacia la izquierda bajaremos el cañón, dirección que hay que seguir. Si nos apetece en 20´ aproximadamente cogiendo el sendero que sube a la derecha, nos acercaríamos a las cascadas de la Font Blanca (1800m), a la vista del collado de Añisclo. De este sitio como referencia se puede pasar al refugio de Goriz si queremos tomar alguna otra alternativa de circuito si nos apetece. Volveremos a bajar hasta el puente que nos cruza e l río para pasar a su lado derecho. Estamos al lado del cruce de caminos en el que nos habíamos desviado para ir a la Font Blanca. Aquí el ambiente es estupendo, pues tenemos gran variedad de vegetación, de cascadas que cuelgan sobre el río Bellos y sobre sus enormes tapias que tenemos a los dos lados del cañón. Es muy recomendable conocer toda esta zona a principios del otoño, donde los sevales y las hayas sacan todo su esplendor de colores que solo lucen con esa intensidad en esta época del año. Tras un buen rato de bajar (cuidado si las rocas están húmedas, podemos resbalar con facilidad), llegamos al final del camino, donde tras pasar un puente de madera termina la pista que viene desde el Puente de San Urbez. Este trozo de pista esta muy concurrido por excursionistas y paseantes que recorren este camino para hacer sus excursiones por el cañón. A poco más de un km llegamos a la ermita de San Urbez, cueva donde se encuentra un altar y donde todos los años se celebra una romería a este lugar. De aquí en un momento llegamos al colgado puente de piedra. Tras pasarlo llegamos a la carretera y por tanto al parking donde habíamos dejado nuestro vehículo. Para realizar esta cañera y bonita ruta es muy aconsejable tener clara la previsión meteorológica, pues tenemos pocos refugios por esta zona, donde son muy frecuentes las tormentas, principalmente en las tardes de verano. También tenemos que tener en cuenta que nos movemos por un parque nacional, donde hay muchas restricciones y prohibiciones, donde no se puede ir con perros, bajar ni bañarse en los barrancos, tampoco se puede ir en Btt. Por lo demás todo es para alucinar.

2 comentarios:

javier dijo...

Precioso recorrido. Conozco alguna parte. Me la apunto para cuando este algos más recuperado. Gracias por compartirla.

Antonio Arias Conejo dijo...

Una ruta más en tareas pendientes. Interesante relato. Muchas gracias por mostrarnosla.