domingo, febrero 21, 2010

¿Por qué corremos por esas montañas?

Las carreras por montaña ya empiezan a tener algunos años aquí en España. También en estos años hemos aprendido a correr, a subir, a bajar y a entender el comportamiento tanto del cuerpo como de nuestro organismo en este deporte que a muchos les parece tan duro. La verdad es que los años pasan y por nuestras piernas hay cientos de kilómetros de galopadas. Estoy escribiendo estas líneas a nivel particular, por lo que a lo mejor no tiene nada que ver con el comportamiento orgánico de otros corredores. Diré que llevo más de 25 años corriendo por las montañas y sigo con la misma afición que el primer día. Sera porque nunca he forzado al cuerpo más de lo que mis piernas me han permitido, o será porque en mi cabeza siempre he planificado mis entrenamientos y he pensado mas en divertirme que en sufrir de esos supe esfuerzos, donde cuando fuerzas más de lo normal y vas a tope, parece que hechas fuego por la boca, también esas series tan duras y repetitivas que le pedimos al cuerpo para ser más rápido. Yo lo tuve claro desde el primer año, siempre he querido disfrutar de la montaña, de ese trote suave, donde las horas pasan sin darte cuenta al igual que los kilómetros y tus piernas siguen tan enteras como al principio. La verdad que tener estas sensaciones esta fuera de la comprensión de una persona que nunca ha corrido o ha hecho deporte, es un privilegio, pero vuelvo a repetir que todo se debe a la regularidad en la que en todos estos años nos hemos dedicado a subir montañas y al ejercicio combinado que voy alternando como es el ciclismo, natación, escalada, etc… También gracias a esta continuidad las lesiones siempre me han respetado a no ser por alguna sobrecarga muscular o alguna torcida de tobillo.
Recuerdo al principio lo mucho que me costaba subir, parecía algo imposible, no conocía a nadie que practicara esta afición para que me aconsejara. En aquellos años decías que habías subido a Oturia corriendo y te trataban de loco. Pero las cosas han cambiado, ahora mucha gente corre, y además corre mucho. Se empieza mucho más joven y por lo tanto despuntas antes, además hay ya muchas cosas escritas sobre el correr por la montaña y no tienes que probar nada nuevo ni raro que no hayas oído antes. A lo mejor si en aquellos años hubiera habido carreras, ahora pensaría de otra manera.
Tengo 43 años y no voy a probar nada nuevo, este plan lo soporto bien, donde mi lema es: “Compito para entrenar y entreno para disfrutar”. Está claro que en la carrera vas a dar o ajustar tus posibilidades al máximo, siempre sin pasarte, pues está claro que nuestras cabezas tienen claro que tenemos que llegar, aunque luego no lleguemos por algún motivo. Además es curioso, la gran mayoría de los corredores a excepción de la elite, tenemos fijado nuestro puesto dentro de la carrera, pues salimos con mucha fuerza aguantando el ritmo de los demás, hasta que vamos perdiendo esa fuerza que no nos permite seguir al corredor de delante, de esa forma aceptamos esa posición que no recuperamos a no ser que nuestro contrincante desfallezca. Gracias a todas esas carreras en las que has dado todo lo que podías dar, nos mantenemos en una forma idónea para afrontar el entrenamiento o las salidas que realizamos a nuestra bola o con algún compañero, en estas salidas te da tiempo a hablar, a pensar, a disfrutar de la naturaleza o de las montañas que nos rodean, a experimentar cosa nuevas, a despejarnos y a quitarnos ese mono que los corredores tenemos cuando llevamos dos días sin salir al monte.
Con estas líneas no quiero decir nada, solo es una visión personal donde he aprendido en todos estos años a estar bien con migo mismo a conocer a mucha gente y a hacer muchos amigos por toda España.
Samuel

3 comentarios:

Morrison dijo...

me gusta mucho tu blog, ademas me esta sirviendo de mucho por que hace 2 meses que he empezado a entrenar para correr por la montaña,
sigue con estos consejos :D

Samuel dijo...

Me alegra que te guste y te sirva el blog. Suerte con tu empezar a correr, seguro que te enganchas. Si quieres una carrera corta y bonita para empezar, prueba esta que organizamos, "La Osan Cross Mountain". Suerte

Anónimo dijo...

Buen comienzo