jueves, octubre 20, 2011

Vuelta al Vignemale en un veraniego otoño

Fotos

Track

Este Lunes y aun con buen tiempo aunque parezca mentira en esta época del año, quedamos con Michi para dar la vuelta a este fantástico macizo que es el del Vignemale. Mañana fresca, y resto del día despejado y con temperaturas muy agradables. Montañeros pocos y barrancos  con muy poco agua. (Por aquí también ha llovido poco). Etapa de cerca de 40 km con 2700m de subida acumulada. Recuerdo en mi juventud que con mi súper mochila de más de 25 kg, salíamos el viernes tarde de san Nicolás para llegar después de dar toda la vuelta el domingo por la tarde. Quien nos diría que 20 años más tarde tan solo nos costaría realizar el mismo trayecto unas cuantas Horas.
Aquí va una pequeña explicación del recorrido.
En esta ocasión vamos a realizar otro recorrido circular a uno de los macizos más bonitos y de los que más tienen que mostrar en el pirineo. Se trata del macizo del Vignemale donde tenemos el glaciar más grande de los que quedan en el Pirineo. Realizando esta vuelta entre el nacimiento del valle del Ara en España, el valle de Gaube y el de Ossau en Francia que nos deja en el pueblo de Gavarnie.
Para empezar esta ruta salimos de San Nicolás de Bujaruelo a 1338m. Lugar donde tenemos un albergue para comer o dormir al igual que una zona de acampada. Solo salir cruzamos un puente de piedra, para coger la parte derecha del río Ara siguiendo las marcas rojas y blancas de la GR 10. Este primera parte del sendero esta mas marcado por el paso de ganado que por el de la
Gente, pues al otro lado del río pasa una pista que lleva la misma dirección. Al fin tendremos que ir a parar a esta pista que nos subirá hasta el refugio de Ordiso 1591m. A partir de aquí empezamos un largo camino con la gran estampa del macizo del Vignemale enfrente y que poco a poco iremos acercándonos a el hasta llegar a la cabaña del Cerbillonar 1800m. Aquí hay una subida directa a al pique Longue entre pedreras, canales y neveros por la ruta Moskova, lugar por donde la primera mujer accedió a este pico. Nosotros seguimos corriendo valle arriba, donde no nos faltara la compañía del ganado. Iremos ganando altura a través del largo valle donde a partir de aquí la inclinación del terreno se hace más pronunciada al igual que poco a poco vamos dándole vuelta a esta gran montaña. Al final del valle tenemos una gran pedrera a mano derecha por una canal bastante empinada, esta que no tiene ninguna dificultad para poder subirla. De esta manera llegamos al puerto de los Mulos (2591m), frontera Franco Española donde tenemos acceso al valle de Gaube a través de una técnica y larga bajada entre mucha roca suelta.
 De esta manera llegamos al refugio de oulettes 2151m y 15´5 km recorridos, donde pararemos unos instantes para contemplar la magnífica cara norte del vignemale con su famoso couloir de gaube y los seraks que cuelgan del Petit Vignemale. De aquí al refugio de Bayssellance (2651m), nos separa un bonito camino con largas diagonales que nos hacen ganar de nuevo altura, para librar un desnivel de 550m en una distancia de 3km. Bonito sitio para tomar un respiro y contemplar el ambiente de montaña que encierra este refugio, pues es punto importante en el que muchos montañeros salen para conquistar esta bonita cumbre del pique Longue al igual que sus otras 10 cima de más de 3000m. Seguimos corriendo ahora cuesta abajo, pues este largo y retorcido camino no va bajando ofreciéndonos un espectáculo para nuestra vista único como es el glaciar del Vignemale, también las famosas cuevas talladas por el Conde Russel, de cuando compro esta montaña y la hizo durante años su casa. Llegamos a la cabaña de Espuguettes tras esta bajada de 5km que nos deja al final de la pista que sube de Gavarnie.
 Ya solo nos queda un último y largo subidón de 500m de desnivel y 4´4 km que remonta todo el valle de Lourdes, hasta llegar al fantástico Ibón de Bernatuara (2300m). Pasamos al último valle que nos queda para complementar la vuelta al macizo. El Valle de Bujaruelo, desde aquí es duro el descenso para nuestras piernas y rodillas, pues aunque es un sendero trazado hecho por el ganado, tiene un considerable porcentaje de inclinación del 18% de media, que con los 5 km de distancia que nos queda de recorrido. Al final podemos salir muy satisfechos de esta espectacular ruta que culminamos tras pasar el puente de piedra que cruza sobre el rió Ara y nos deja en el refugio de San Nicolás de Bujaruelo.

1 comentario:

faljau dijo...

Me la apunto para el año que viene. La lista de pendientes es muy larga, pero caerá.