jueves, febrero 24, 2011

KILIAN JORNET, UNA FUERZA DE LA NATURALEZA

Si Kilian Jornet se hubiera dedicado a un deporte olímpico o a una disciplina con mayor repercusión en los medios de comunicación, probablemente sería una leyenda. Un personaje de esos que no podría pisar la calle. Kilian Jornet, nacido en Lleida hace 23 años, es a las carreras de montaña lo que Maradona al fútbol o Michael Jordan al baloncesto. Su última proeza, después de ser campeón del mundo de carreras de montaña, de esquí de travesía, de ganar todo lo ganable y de batir todos los récords batibles, ha sido subir y bajar del Kilimanjaro (5.891 metros) en 7 horas y 15 minutos.

La gesta no aparecerá en los libros de historia del deporte porque está lejos de cualquier homologación u organismo oficial

La gesta no aparecerá en los libros de historia del deporte porque está lejos de cualquier homologación u organismo oficial, pero quienes estuvieron con Kilian el pasado 28 de septiembre contarán a sus nietos que presenciaron un hecho casi sobrenatural, ejecutado por un chaval que es una fuerza de la naturaleza.

Subir corriendo al techo de África, superar los problemas de la altitud, salvar más de 4.000 metros de desnivel y hacer otro tanto bajando en poco más de siete horas sólo está al alcance de los elegidos. Como referencia basta añadir que el anterior récord estaba fijado en 8 horas y 27 minutos, a cargo del tanzano Simón Mtuy. Kilian lo pulverizó en más de una hora. Simón Mtuy, consciente de que su récord conseguido hace cinco años no tenía ningún futuro si lo atacaba el catalán, se prestó a guiar a Kilian por la montaña. Durante el periodo de aclimatación y durante la propia carrera el tanzano ha sido una sombra y un punto de apoyo.

Para el ascenso, Kilian eligió la ruta Umbwe, de 41 kilómetros de longitud. En la subida empleó 5 horas 23 minutos. Apenas permaneció un rato en la cumbre. Lo justo para avituallarse y respirar. Diez minutos después de hacer cima en el Kilimanjaro, bajó a la carrera cubriendo la distancia en 1 hora y 50 minutos, menos de lo que tarda un atleta de élite en completar un maratón urbano.

El proyecto ‘kilian quest’

La marca Salomon, líder en el sector de los deportes al aire libre, lleva tiempo apostando por Kilian Jornet y no ha querido desaprovechar el tirón del atleta entre los miles de practicantes de una disciplina en auge como las carreras de montaña. Por eso ha diseñado un proyecto a su medida, llamado Kilian Quest, que le va a llevar por todo el mundo atesorando récords y victorias.

Aparte de ganar y pulverizar el tiempo en el prestigioso Ultra Trail del Mont Blanc —166 kms. en 21 horas y 33 minutos— las gestas del catalán se convierten también en retos contra sí mismo. El último fue cruzar los Pirineos de punta a punta en sólo una semana, desde Hondarribia al Cabo de Creus. En total, 830 kilómetros con 40.000 metros de desnivel positivo.

Todo se resumió en una rutina demoledora de comer, dormir y correr. Correr entre 10 y 13 horas diarias, almorzar sobre la marcha, cenar al final del día y descansar por la noche. Un sufrimiento para él y para toda la familia que le fue acompañando durante la travesía. Su madre, Núria, corría con él los últimos kilómetros. Finalizado el reto, la mismísima Paula Radcliffe, plusmarquista mundial de maratón y residente en Font Romeu, donde vive Kilian, se rindió a sus pies.

Para el recuerdo queda también la travesía de la isla de Córcega por el famoso sendero GR-20, un clásico que los montañeros más avezados tardan una semana en cubrir y que Kilian completó en 33 horas pese a sus 200 kilómetros de recorrido técnico y complicado. En Córcega, el catalán bajó cuatro horas el récord anterior.

Si asombrosa fue esa travesía, estratosféricos fueron los 265 kilómetros del Tahoe Trim Rial, una ruta que une California y Nevada y que Kilian recorrió en poco más de 38 horas. Esta vez, el récord cayó con una diferencia de ocho horas sobre la marca establecida.

Dónde está el techo de este atleta y esquiador de sólo 23 años nadie lo sabe. Si su cuerpo pagará más adelante semejante desgaste es un misterio. Ahora, sólo se puede disfrutar de Kilian.

VIDEO KLIMANJARO
RETOS KILIAN 2010

FUENTE: MARCA

sábado, febrero 19, 2011

FOTOS DE BUENOS Y MALOS RECUERDOS

HE REVUELTO UN POCO EN MIS ALBUNES DE FOTOS Y ESTAS QUE PRESENTO SON LAS QUE MAS ME HAN LLAMADO LA ATENCIÓN, TANTO POR BUENOS RECUERDOS, COMO POR MOMENTOS QUE ME HAN HECHO PENSAR.


Buenas caras aunque algo destrozados, agotados y con mucho sueño después de 72 h sin dormir en la prueba ciclista Paris-Brest-Paris. 1200km.






Transpirenaica con Caballo donde jinete y caballo se convierten en un solo elemento. Habiendo una clara compenetración para pasar por tramos delicados.



Pocas cosas hay mejores que poder correr con un amigo por los llanos de Santa Orosia por un plano completamente helado, donde la tranquilidad y el silencio predominan solo alterado al hacer crujir el fino hielo que pisamos.



Se ve claramente la felicidad de nuestros perros disfrutando de esa nieve polvo que encontramos en el Pirineo. Un bonito recuerdo a Yuca y Lis que tantas veces han tirado de nosotros haciendo sky de montaña.



La luz también vuela, viendo con la facilidad con la que montan las torres de alta tensión con el helicóptero, no puedes dejar de mirar atrás en el tiempo y recordar aquellas antiguas herramientas de trabajo que servían para trasportar los postes y las torres de alta tensión en sus lomos. Estas herramientas se llamaban Mulos y burros. He hablado con trabajadores de esa época donde me explicaban con detalle el montón de estos animales que se reventaron por el sobresfuerzo que hacían sobre cargándolos más de la cuenta.

Muchos días recuerdo el accidente que tuve este verano pasado con mi bicicleta cuando regresaba del viaje cicloturista “Atenas, Barcelona” y de la suerte dentro de lo malo que tengo de estar como estoy de recuperado sin que no haya ido a mas. Lo que más me molesta de toda esta historia es la frialdad de la persona que me atropello, que no tuvo el detalle de preguntar o interesarse por la persona que había atropellado. (Quizás no todo el mundo tiene sentimientos y les da igual cualquier cosa. Total todo lo arreglan los seguros y por ello no necesitan preocuparse).

Cuantas veces habremos visto esta imagen u otras con otros animales distintos en nuestras carreteras. No es tan normal en las pistas donde los vehículos en teoría funcionan más despacio y da tiempo a ver si algún animal se cruza en el camino. Eso es la teoría, en la práctica se ve como algunas motos y todoterrenos funcionan por esos caminos de tierra a unas velocidades fuera de lo normal en lo que solo piensan en dejar una gran nube de polvo dándoles igual si pasan o se cruzan con algún peatón o bicicleta, sometiéndonos a tragarnos toda la materia que levantan del suelo.

Locos, locos aquellos que hace años intentaron bajar con este coche por la trocha de sacar madera que baja del refugio de la Trapa a mitad de camino que sube al pico Collarada. El coche consigue descender empinadas bajadas, grandes escalones, sortear varias rocas grandes, hasta que ya no pudo pasar del barranco donde se quedo. Allí descansara años y años, lleno de grava que ha bajado de las riadas de la montaña y sorprendednos a todos los que pasemos por allí de lo mal que estaban aquellos locos conductores. Quizás algún año alguna gran riada lo libere y lo arrastre barranco abajo.

Volvemos a las líneas de alta Tensión, donde muchas aves en este caso buitres mueren electrocutados. La ley obliga ya a proteger contra electrocuciones todas las líneas de alta tensión que se hacen nuevas, muchas otras líneas se han retocado y se han puesto lo que se llama salva pájaros en sus cables para que las aves lo vean y no colisionen contra ellas, pero todavía quedan muchas líneas que proteger y sanear para solucionar este problema. Hace años encontramos este quebrantahuesos que se había estrellado contra los cables.

Yendo por caminos o carreteras a veces ves cosas como estas. A mucha gente le da igual cualquier cosa y tira la basura desde los coches a la cuneta, o como en este caso donde el presunto conductor de una hormigonera no se le ocurrió otra idea más cómoda para él como la de vaciar y limpiar la cuba de su hormigonera en el canto de una pequeña carretera comarcal, dejando allí esa huella por los años de los años. Esta muy vistera, pero nadie hace nada por retirarla. A lo mejor es que está permitido.

En el viaje que realice este verano desde Atenas hasta España. Pase por muchos países donde todavía existen conflictos como Es Albania, Bosnia etc. Estas dos fotos son de estos dos países, en una ciudad de Albania me sorprendí, ya que yo trabajo con las líneas y transformadores de Alta tensión. Al ver estos transformadores sin proteger contra personas, ya que están puestos muchos de ellos al ras del suelo, donde cualquiera puede acercarse a él y sin ser conocedor o consciente de lo que tiene delante, cualquiera puede electrocutarse, bien una persona un animal o un niño. También me sorprendió esta señal que había en un parque de Mostar en el país de Bosnia. Donde prohíben todo, hasta usar pistolas. Debe ser algo común en estos países el manejo de armas, pero lo que es cierto es que a mí me llamo mucho la atención.

Para acabar esta foto donde no entiendo como el dueño del animal, bien por dejadez o por falta de preocupación de sus cabezas de ganado a dejado que este pobre animal haya sido víctima de uno de sus cuernos que le ha traspasado unos 4 cm su ojo. Este caso de los cuernos se retuerzan en esa dirección del ojo no es raro de todo. Estas vacas se llaman Tornicabras, pero cuando se dan estos casos el pastor recorta el cuerno al animal antes que llegue a dañar su visión. Este no es el caso de que hayan recortado el cuerno como se ve en la fotografía lo que sí que tengo claro es que este animal tuvo que sufrir de lo lindo de cómo poco a poco y día a día ese cuerno hacia esa fatal herida al animal.

domingo, febrero 06, 2011

Cimas de Aragón para coronar corriendo.


Aquí hay unas cuantas cimas de Aragón para poder disfrutar de ellas de la manera que más nos gusta. “CORRIENDO”.

-Pico Bisaurin

El Valle de Aragüés, Cuyo río Osia afluente del Aragón Subordan y habitado por los pueblos ganaderos de Aragüés del Puerto y Jasa. Donde un gran vigilante solitario al fondo del valle guarda estos parajes. Es el Pico Bisaurin cuya altura alcanza los 2669m y a cuya cima vamos a subir para descender por la cara norte y darle la vuelta pasando cerca del collado de Secus, para terminar en lugar de inicio, en el valle de Lizara.

Desde cualquier sitio del valle de Aisa, podemos contemplar como hacia el norte se alzan los tres espectaculares picos de la garganta: (Llena del Bozo, Llena de la Garganta y el Aspe). Los cuales al verlos tan evidentes y hermosos, te invitan a subir y a correr por ellos.


Salimos de Canfranc estación dirección Candanchu, para tomar la primera pista a mano izquierda que se dirige al fuerte “Col de Ladrones”. Solo pasar el puente sobre el rió Aragón dejamos el coche. Empezamos a correr por la pista unos 150m, para coger el sendero que nos indica con una tablilla la dirección hacia “la Casita blanca”. Aquí de nuevo volvemos a coger una pista de 1 km aproximadamente, pasaremos una cabaña, un poco más adelante tomaremos el camino hacia la derecha que nos indica la dirección hacia el “refugio del Vasco” o “Fuente Elvira”. De aquí y de frente hasta la cima por canchalera.


En esta ocasión subiremos al pico de Collarada por el acceso más corto y rápido, saliendo de un pueblo. En este caso saldremos de Villanúa. Miraremos hacia arriba y veremos la gigantesca estampa de un gran pico “Collarada” con sus 2886m de altura. Cuando lo miramos piensas en la durísima subida sin apenas descansos, pero como realmente se aprecia la dureza no es mirando sino subiendo.


Volvemos a otro gran guardián de los Pirineos, Estamos hablando de la cuna del reino de Aragón, del monte de San Juan de la Peña, lleno de historia y leyendas relacionadas con Reyes y frailes que han pasado por estos dos monasterios del siglo XII existentes en este monte.

Empezamos esta ruta desde el pueblo de Sta cruz de la Seros a 15 km de Jaca y a una altura de 789m.



Cambiando de zona, nos vamos a la cuenca del río Aragón. Salimos de Jaca con la vista mirando hacia el monte Oroel. Partimos de la las escuelas (al lado de la pista de hielo), que es donde podemos dejar el coche si venimos de fuera. Pasaremos el puente por debajo de la carretera general para llegar al río gas, punto más bajo del recorrido. Ya solo nos queda empezar a correr cara arriba unos 10 km hasta la cruz.


Desde Sta Orosia descubrimos sin ninguna duda el monte de Oturia con sus 1921m, que lo cogeremos tal como vemos y subimos como mejor podamos, bien sea de frente, o haciendo zigzag para subir más tranquilos, pues esta parte de 1´5km y 400m de desnivel, hay trozos que tienen hasta un 20% de pendiente.

La punta de Oturia es un mirador impresionante, no hay ningún obstáculo que nos prive de ver algo en más de 20 km a la redonda. Impresionante la vista hacia el pirineo, bien sea en día despejado o también espectacular en época fría, con las caras sur de Tendeñera, Monte Perdido, Teleta, Collarada, etc., Cubiertos por las nevadas del invierno.


De Biescas a Torla en el valle de Ordesa, unida por una carretera que une el Sobrarbe con el alto Gallego. Entre medio tenemos el pequeño pueblo “Yesero (1079m)”. Aquí es donde vamos a correr esta ruta, haremos una subida y una bajada por el mismo sitio al monte de Erata (2003m). Podemos empezar en la misma plaza del pueblo,


La idea de esta marcha es subir corriendo y ascender los 8 tres miles que hay en la zona del Balneario de Panticosa con nuestras zapatillas que siempre pesaran menos que las botas de alta montaña. A ratos iremos corriendo y en las zonas delicadas andando o trepando cuando sea necesario. Ruta peligrosa, hay que dominar el medio.


En esta ocasión vamos a pasar nuestras fronteras, justo al otro lado del collado del Portalet para hacer una bonita y cañera etapa, Esta ruta subirá al Pic del Midi d´Ossau.


Hace muchos años que existe el reto de subir a Monte Perdido y bajar corriendo desde el pueblo de Torla. Mucha gente ha probado con la intención de batir la marca de esta etapa. Antes hacer un tiempo de menos de 6h dejaba a la gente de estos lugares asombrados. Ahora que tanta gente corre, ya se va viendo más normal el ver a la gente galopando por el parque. Aunque para muchos corredores aun sigue siendo un gran reto hacer esta etapa.


Esta bonita ruta trascurre en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, por el sector del Valle de Añisclo y del rió Bellos. Para ello partiremos del puente San Urbez, donde accederemos en vehículo, bien desde Ainsa por la parte sur o desde Sarvise y Fanlo por el otro lado.

Al salir del pequeño parking (En verano muy solicitado). Cruzamos el vertiginoso puente de piedra sobre el río Bellos, en 20m tenemos el desvío por un pequeño sendero indicado con tablillas indicadoras que nos mandan dirección Buerba o pico de Sestrales.


Recorrido con muy diversos ambientes de montaña. Desde la larga subida hasta su cima con más de 1000m de desnivel. Como un terreno totalmente técnico casi para montañeros, como es el descenso por la cara norte, el cual nos hace gozar de su rápida bajada.


Hemos cambiado de zona para empezar a movernos por una de las partes más emblemáticas del Pirineo, donde se encuentran los picos más altos y por tanto el mayor numero de montañas de más de 3000m. Estamos hablando del valle de Benasque, lugar donde podemos encontrar bonitas y asequibles alternativas para organizar nuestras marchas o rutas corriendo. En este caso vamos a ascender desde el pueblo de Eriste al pico Posets (3325m).


En esta ocasión vamos a darle la vuelta a todo el macizo de las Maladetas a la vez que subimos al Pico Aneto, cima emblemática por ser la más alta del Pirineo, con sus 3404m. Para ello tomaremos como punto de partida el Camping que hay en el Pla de Senarta a 1360m, lugar donde podremos dejar nuestro vehículo.


Impresionante vuelta por la Sierra de Guara donde saliendo corriendo del pueblo de Nocito, subiremos al pico más alto de la sierra por la derecha de su cara norte para bajar por otro camino diferente a la izquierda de su vertiente norte para llegar al pueblo y al mismo lugar de donde habíamos empezado.


Correr por el Moncayo es una sensación única, cuando te vas acercando a esta montaña con el coche, tenemos la sensación de que nos acercamos a una especie de isla que se levanta entre una gran llanura. Esta montaña la podemos contemplar desde muy largas distancias y dices “Yo quiero subir allí”. Y allí subiremos con nuestras zapatillas.
Y a disfrutar  de las montañas.